Blog Addmeet

1 Jun 11

¿Realmente es Rodrigo Rato el culpable del “Caso Bankia”?

Durante los últimos días se está demonizando la figura de Rodrigo Rato tras el rescate de Bankia por el gobierno. Vamos analizar a continuación las causas del problema actual de la banca española para llegar a la conclusión de que quizás las miradas se deberían enfocar en otros personajes aparte de en Rodrigo Rato.

EL PROBLEMA, LA MINUSVALÍA EN LOS INMUEBLES BANCARIOS

Ya todo el mundo es consciente de que la sucesión de eventos de la crisis inmobiliaria tras su inicio en 2008 podría resumirse en lo siguiente,

1 – El periodo de boom inmobiliario 2004-2008, la banca española “aviva” el sector concediendo mucho crédito a promotores, en total 330.000 M€, en su mayoría créditos en el que al promotor sólo se le hacía poner un 10-20% del valor de compra del inmueble o solar en cuestión. Es decir de un inmueble o solar de valor 100 €, el promotor ponía 10-20 € de su dinero y el banco prestaba los 80-90 € restante. Vemos abajo la exposición de los diferentes bancos y cajas al “ladrillo” en 2010. Las buenas prácticas bancarias dicen que no es prudente tener una exposición de más del 20% en el sector inmobiliario debido a su carácter altamente cíclico. Importante fijarse en el gráfico en que si se hubiera separado Bancaja de Caja Madrid, Bancaja se posicionaría al nivel de CAM y Caja Murcia y Caja Madrid bastante por debajo.

2 – Tras el estallido de la burbuja, no se venden inmuebles, los promotores no pueden pagar sus créditos y la mayor parte de inmuebles enfilan el camino de los bancos vía daciones o ejecuciones.

3 – Estos inmuebles pierden valor progresivamente. Siguiendo con el símil anterior, un piso de valor inicial 100 €, pasa a valer 60 €. En este caso, el promotor ha perdido los 10-20 € que puso y el banco pierde los 20-30 € restantes. En solares, este efecto se amplifica, si el valor inicial era de 100 €, ahora puede ser de 30-40 €, perdiendo el promotor sus 10-20 € iniciales y el banco los 50-60 € restantes. Estas pérdidas latentes, aunque el inmueble no se venda, se deben contabilizar como pérdidas en la cuenta de resultados de los bancos.

4 – Si estimamos que siguiendo la reflexión anterior, los bancos pueden tener unas pérdidas latentes del 25-35% de sus créditos promotor de 330.000 M€, el agujero se puede acercar a los 90-110.000 M€.

5 – El Banco de España llega a la conclusión de que hay que promover las fusiones en el convencimiento de que si cruzas un burro y una mula el resultado será un “caballo árabe de carreras”, error. La suma de dos problemas sólo concentra el problema, no lo resuelve.

6 – En estas nuevas fusiones entran nuevos gestores (Rodrigo Rato en Bankia, Adolf Todó en Caixa Catalunya…) para intentar arreglar el desaguisado.

7 – Los compradores de Bancos y Cajas ya declarados como “zombies” (CAM por Banc Sabadell) exigen para su compra que el estado y/o el FROB avalen o se hagan cargo del “agujero inmobiliario latente” para poder realizar las operaciones.

LOS RESPONSABLES, LOS GESTORES BANCARIOS EN EL PERIODO 2004-2008

Viendo todo esto, podemos llegar a las siguientes conclusiones,

1 – El agujero actual se fraguó durante el periodo de “éxtasis inmobiliario de 2004-2008”, en el que muchas cajas y bancos no supieron valorar el riesgo inmobiliario.

2 – El error de Caja Madrid fue ceder (animado por el gobierno o no) en la fusión con Bancaja, una “ladrillo” imposible de masticar por cualquiera que lo hubiese intentado por su alta carga de solares y promociones residenciales de costa, justamente los productos que más se han devaluado durante la crisis.

3 – Se puede achacar a Rodrigo Rato por desconocimiento u omisión el no haber “aflorado” las minusvalías latentes antes de la ampliación de capital de Bankia. En todo caso, el “agujero” ya estaba hecho cuando él llegó y él no había sido partícipe en su génesis.

4 – Vivimos en una época en el que sólo vale el presente y quizás falte algo de reflexión histórica. Que el Sr. Rato pague (si tiene que pagar) por los errores en su gestión, pero no olvidemos que los causantes de la situación actual de un sistema bancario español al borde del rescate son los dirigentes bancarios que de 2004 a 2008 no supieron gestionar los riesgos y dieron “barra libre” al promotor. Sólo hay que mirar sobre la línea roja del gráfico superior para poner nombre y apellidos a los responsables.

Iñigo Corres

CEO addmeet.com

[email protected]

Twitter: @addmeet

Compartir en: